Sala de Prensa

Sala de Prensa 2019

Santander ha entregado 705 viviendas para damnificados de los sismos de 2017

  • En total se entregarán 1,073 viviendas para 2020.

Ciudad de México, 17 de septiembre de 2019.- Desde los sismos de septiembre de 2017, Banco Santander México ha mantenido un trabajo permanente para apoyar a las familias damnificadas, sumando a la fecha 705 viviendas nuevas entregadas y nueve aulas escolares rehabilitadas, en beneficio de poco más de 5,800 damnificados en seis entidades.


Gracias a la confianza de los clientes que han hecho sus donaciones en cajeros automáticos de Santander, y a las aportaciones propias del banco que sumó un peso por cada peso donado, se han juntado más de 28.8 millones de pesos, con lo que se construyeron 459 viviendas durante 2018, y 246 durante 2019, mientras que otras 368 se encuentran en construcción y se espera entregarlas en 2020, para sumar un total de 1,073 viviendas nuevas.


En acuerdo con Provivah –fideicomiso reconocido por su tarea de apoyo de vivienda para familias en pobreza afectadas por desastres naturales- después de los sismos de 2017, se comenzó la construcción de viviendas en Oaxaca, Chiapas, la Ciudad de México, Morelos y Tlaxcala, por ser las entidades con mayores afectaciones. Santander y Provivah trabajan en alianza desde hace 10 años ayudando con viviendas a los sectores más vulnerables de la sociedad.


Las viviendas entregadas hasta ahora han beneficiado directamente a familias en 42 comunidades de las cinco entidades consideradas en este programa.


En cuanto a otras acciones del banco para apoyar a los damnificados, Santander realizó una colecta especial en sus cajeros para Reforestamos –organización que impulsa el desarrollo sostenible- que sumó un total de 2.8 millones de pesos, destinados a la reconstrucción completa de 10 viviendas y acciones de reparación en otras 23 (estructurales y menores); además de la rehabilitación de nueve aulas, así como el impulso de un proyecto de sustentabilidad forestal, todo ello en Ecatzingo, en el Estado de México, particularmente afectada por el sismo; en total se benefició a más de 2 mil 900 pobladores, incluyendo los niños y niñas que asisten a clases en esos planteles.


El manejo de los recursos en estas iniciativas ha sido absolutamente transparente, cumpliendo con la presentación de los reportes correspondientes a las autoridades.


Como Banca Responsable, Santander México busca impulsar el progreso de las personas y las empresas, y se ha comprometido a un programa de mediano plazo con la reconstrucción de espacios afectados por los sismos de 2017, acreditando su arraigo y deber con la comunidad.


Conoce más sobre las actividades de Banca Responsable de Santander México.